Archivo de la categoría: Leyendas cortas

Leyendas cortas de terror que no te dejaran dormir

Los fantasmas

los fantasmas

En un antiguo barrio del distrito en donde una dama tenia su casa, una vivienda ya muy vieja y deteriorada, la presencia de un ente fantasmal no la dejaba en paz, un espíritu maligno que destrozaba las cosas en esa vivienda, a tal grado de empezar a quemar ropa y artículos, haciendo cada vez mas difícil la estancia en ese lugar.

Después de tratarlo todo para que ese espíritu, se fuera y descansara en paz, determino buscar ayuda, y apoyarse en investigadores de lo paranormal, los cuales determinaron que se trataban de dos entes fantasmales, que no se querían retirar al descanso y que harían lo que fuera por tratar de sacar a la dueña del lugar.

Cuando la investigación estaba realizándose, las manifestaciones de movimiento de cosas, se empezaron a ver, cosas como luces que se prendían y se apagaban, imágenes de la religión que se caían solas, y se determino que el ente que hacia todas las maldades, era de una masa negra y oscura, que se desplazaba de un lugar a otro a gran velocidad.

Los fantasmas que se llegaron a fotografiar, en la investigación, nos ayuda a determinar que existe algo después de la muerte y que algunas personas que tuvieron una mala experiencia en vida, no se pueden ir al descanso eterno, y que pueden vagar eternamente causando el mal.

Ventajas de los cuentos y leyendas cortas

Ventajas de los cuentos y leyendas cortas

La mayor ventaja educativa, de los cuentos cortos, es la capacidad que tienen estos de transmitir valores. Mantienen un argumento lógico que une las distintas partes, haciéndolas mucho más fáciles de recordar. La moraleja es el mejor resumen de un cuento, y por tanto lo que mejor se retiene de él.

Los cuentos cortos también tienen una gran utilidad para tratar de enseñar cosas nuevas. Precisamente por la facilidad con que se recuerda la historia principal. De hecho, las historias han sido utilizadas siempre para transmitir ideas y conocimiento.

A parte de los cuentos tradicionales, se pueden usar también cuentos personalizados, que además de ser potentes herramientas de educación y enseñanza, al ser inventados y personalizados pueden crear un nexo muy fuerte con la persona a quien se cuentan.

Contar cuentos cortos sin apoyarse en un libro o dibujos, es una muy buena herramienta para contrarrestar la falta de atención que sufren algunas personas. Pues al imaginarse el mundo que les está siendo compartido en un cuento, están aprendiendo a centrar su atención.

Por otra parte, mediante las leyendas cortas se puede trabajar en el desarrollo de aquellos que comienzan a iniciarse en el lenguaje y en el desarrollo de su imaginación. Se aprenden también valores y se despierta el interés por la lectura.

Las leyendas cortas, pueden utilizarse como una manera sencilla, para estudiar los distintos aspectos de la historia y sus muchos valores.

Habitualmente las leyendas cortas tratan de historias fantásticas cortas que abarcan temas relacionados con los fenómenos naturales, criaturas mitológicas, etc. Al igual que los cuentos fomentan y desarrollan la imaginación, son una excelente manera de transmitir principios y valores.

Criaturas de la noche

Leyenda corta Criaturas de la noche

Iba caminando rumbo al boliche, pues los sábados mis amigos y yo nos reunimos a jugar un torneo para distraernos.

La cita era a las ocho de la noche y mi reloj ya marcaba las 9:30 pm. Eso quería decir que en cuanto Ezequiel me viera (mi mejor amigo) me iba a reprochar mi tardanza. Para colmo de males, los semáforos de algunas calles estaban descompuestos. Los carros no dejaban cruzar casi a ningún peatón.

En la esquina de un cruce, observé cómo mi sombra era más grande de lo habitual. Un viento helado me impactó en el rostro y la gente empezó a correr hacia lugares más iluminados.

A primera instancia pensé que tal vez el miedo que varias personas sintieron se debía a que cerca de ahí había un hombre sospechoso que dormitaba recargado en una pared. Sin embargo a aquel individuo la gente no lo volteaba a ver.

Todos miraban al cielo.

– ¡Ya vienen, ya vienen! Decían.

Me le acerqué a una señora y le pregunté:

– Disculpe, ¿sabe de qué o de quién están hablando?

– No se ha enterado ¡salió en el periódico esta mañana! Los árboles cercanos a la planta nuclear Jefferson mutaron y se convirtieron en criaturas asesinas. Los empleados de esa fábrica utilizaban un terreno baldío para depositar los desechos radiactivos. No obstante, debido a los recientes temblores que hemos sufrido, la tierra se resquebrajó y el flujo se distribuyó al subsuelo, llegando hasta la zona norte del bosque de Peterson.

La única solución es rociarlos con pesticida. Lo malo es que ya se agotaron las provisiones que se tenían en las bodegas del condado.

– ¡Cuidado señora! Le grité fuertemente, pues una planta humanoide estuvo a punto de pisarla y convertirla en papilla.

Creí que no habría escapatoria para mí. Afortunadamente me encontraba cerca de un sitio en donde había muchas bicicletas. Tomé una y pedalee hasta ponerme a salvo.

En pocos días los árboles vivientes fueron exterminados. Actualmente llevo más de tres meses sin salir de casa para ver a mis amigos, pues le sigo teniendo miedo a las criaturas de la noche.