El cementerio

el cementerio

Cuenta la gente de un muchacho, el cual era escéptico de los eventos paranormales, hasta que un día, hace algunos meses, se adentro al cementerio con algunos amigos, al llegar al lugar una niebla espesa se poso sobre el lugar, al ver esto los amigos propusieron empezar a jugar a las escondidas, y al chico que no creía, le toco contar mientras los otros se iban a esconder.

Al terminar su conteo, escucho ruidos en una zona apartada del cementerio, la cual era la mas antigua del lugar y pensando que era alguno de los amigos, con los que había entrado al campo santo, se puso a buscar.

Los ruidos se escuchaban cada vez mas cerca, pero la espesa niebla, no dejaba ver bien, al acostumbrar sus ojos a la penumbra y a la niebla, empezó a ver mejor, solo para ver a un pequeño sentado al lado de una tumba, llorando y muy triste.

Le pregunto que es lo que hacia a tales horas en ese lugar, el niño tapado de la cara, por el llanto, desapareció en el aire, dejando al muchacho petrificado en el lugar del susto que le había dado, el ser testigo de tan espectacular echo.

Se puso a investigar al otro día, ya que los amigos, al saber de su escepticismo, lo habían dejado solo en el cementerio, para darle una lección, y encontró información de un niño que precisamente ese mismo día, pero con 25 años de anterioridad había fallecido ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *