Archivo de la categoría: Cuentos de terror

Cuentos de terror

La carpa

La carpa

Las carpas eran teatros ambulantes en donde se presentaban artistas especializados en distintas artes. Había quienes se dedicaban puramente a la comedia, mientras otros a la danza o al canto.

Cierto día Cipriano se encontró frente a uno de estos lugares y la luna que colgaba entre los postes de la entrada central llamó su atención: “SE VENDE NEGOCIO CON TODO Y COMPAÑÍA ARTÍSTICA”.

De inmediato le pasó por la mente la idea de adquirirla, pues siempre le había gustado el ambiente de la farándula. Su mujer, que intuía lo que él se traía entre manos le comentó:

– Ni se te ocurra hacer una oferta por esto. Mira la luna, los decorados y hasta la gente que trabaja aquí. Se ve que ya vivieron épocas mejores y lo que queda son únicamente retazos.

– Eso lo dices solamente porque a ti no te atraen las candilejas, pero deja que yo me encargo de esto y nuestros bolsillos se van a hinchar de dinero. Replicó Cipriano.

– Piénselo bien, porque esta gente parece salida de varios cuentos de terror cortos, pero te daré el beneficio de la duda, ya que tu anterior inversión fue satisfactoria.

Cipriano buscó al dueño de la carpa y prontamente llegó a un acuerdo monetario.

El lunes siguiente, ya como patrón del negocio se percató de que ya eran las cuatro de la tarde y los artistas no habían salido de sus campers.

Golpeó la puerta del más grande de ellos y una mano que se salió a través de los gruesos cortinajes oscuros abrió la puerta.

– Ya casi es hora de la primera función y ninguno de ustedes se ha alistado. Dijo Cipriano al aire, pues no podía verle la cara a su interlocutor debido a la falta de luz.

– En una hora estaremos listos. Ahora salga de aquí y no nos moleste.

– Tú no puedes hablarme así, sal de ahí para que arreglemos nuestras diferencias de una buena vez, si no quieres que te corra.

– Estoy indispuesto. Lo siento.

Entonces Cipriano encendió la luz del camper y vio que estaba lleno de monstruos de todos tamaños, formas y colores. Su corazón no resistió tal impacto y cayó muerto al instante.

Huespedes del mas alla

Huespedes del mas alla

Un hotel muy reconocido en nuestros días, en tiempo pasado fue victima de un desastre natural, como lo es un terremoto y mucha gente quedo sepultada ahí, se dice que desde que paso eso, las personas que quedaron ahí, se aparecen asustando a los huéspedes.

Los lamentos de esas almas en pena, se escuchan por doquier, asustando a muchas personas, haciendo de ese sitio un lugar escalofriante, y reconocido por todos los amantes de situaciones paranormales y por los escépticos que no creen en nada.

Situaciones en las que la temperatura baja sin motivo aparente, cosas que cambian de lugar, sombras de personas que se mueven en el lugar, son los hechos que suceden en ese hotel tan reconocido.

Esperamos que esas almas en pena, logren en algún momento, ver la luz y dejar de penar, que logren el descanso eterno, para que sus almas dejen de purgar.

Y así ese hotel vuelva a dar lo que todos los huéspedes, buscan cuando se hospedan en las habitaciones, que es la paz espiritual.

Calle las rea en barrio del padre torres

demonio bailando

Se dice que el demonio, bailaba con las hermanas Rea, dos hermosas hermanas que por su talento con los instrumentos, hizo que se inmortalizaran sus nombres, Toñita y Petrita, doncellas que vivían en el barrio Del padre torres.

Vivían en una huerta que tenia extensos jardines con arboles frutales, entre los que se destacaban los chabacanos, los duraznos y los limones, con un pozo de agua clara que alimentaba todos los huertos, dando así, ese paradisíaco espectáculo del que muchos hablaban,

Las hermanas muy famosas hoy en día, deben su reconocimiento, no por lo hermoso de su hogar, huerta tan reconocida en la ciudad, o por lo virtuosas que llegaron a ser con los instrumentos de música, la fama les llego luego de que amenizaran una fiesta y al salir caminando rumbo a su hogar, una maligna aparición del chamuco, les pidió en forma de un tipo acaudalado junto con una dama, les tocara  un vals de titulo “daría el cielo por un beso”

Ellas aceptar pero al ver a la pareja bailando, la cual le habían pedido que les tocara ese vals, se dieron cuenta que el varón, en lugar de pies, tenia pesuñas y la dama bailaba sin tocar el suelo, algo que hizo salir el miedo de las damas músicas, pero al invocar y rezar estos personajes desaparecieron, no sin antes dejar una carcajada burlona que en las mentes de estas damas, siempre quedara.

El cementerio

el cementerio

Cuenta la gente de un muchacho, el cual era escéptico de los eventos paranormales, hasta que un día, hace algunos meses, se adentro al cementerio con algunos amigos, al llegar al lugar una niebla espesa se poso sobre el lugar, al ver esto los amigos propusieron empezar a jugar a las escondidas, y al chico que no creía, le toco contar mientras los otros se iban a esconder.

Al terminar su conteo, escucho ruidos en una zona apartada del cementerio, la cual era la mas antigua del lugar y pensando que era alguno de los amigos, con los que había entrado al campo santo, se puso a buscar.

Los ruidos se escuchaban cada vez mas cerca, pero la espesa niebla, no dejaba ver bien, al acostumbrar sus ojos a la penumbra y a la niebla, empezó a ver mejor, solo para ver a un pequeño sentado al lado de una tumba, llorando y muy triste.

Le pregunto que es lo que hacia a tales horas en ese lugar, el niño tapado de la cara, por el llanto, desapareció en el aire, dejando al muchacho petrificado en el lugar del susto que le había dado, el ser testigo de tan espectacular echo.

Se puso a investigar al otro día, ya que los amigos, al saber de su escepticismo, lo habían dejado solo en el cementerio, para darle una lección, y encontró información de un niño que precisamente ese mismo día, pero con 25 años de anterioridad había fallecido ahí.