Nuevo billete de 100 dólares anuncia ataque a Estados Unidos

Nuevo billete de 100 dólares anuncia ataque a Estados UnidosEl billete que empezó a emitir el Tesoro de Estados Unidos presagia una tragedia. El nuevo billete de 100 dólares que ha sido emitido en Octubre de 2013 contiene mensajes ocultos. En uno de estos mensajes advierte un ataque nuclear sin precedentes sobre la ciudad de Nueva York. ¿Quiénes están detrás de estos mensajes? ¿Es verdad que el billete de 20 dólares presagió en un mensaje oculto los ataques contra las Torres Gemelas? Doblado de cierta manera se puede ver en el billete de 100 dólares el humo producto de explosiones de edificios detrás de dos edificios con un sombreado que demuestra ese mismo humo desplazándose hacia adelante, o sea hacia quien mira el billete de frente. Este humo recuerda a las olas de escombros que salían de las Torres Gemelas mientras los transeúntes atónitos escapaban de los escombros sin saber de qué se trataba.

El billete de 100 dólares muestra a edificios a punto de derrumbarse por una explosión. Algunos interpretan que el billete muestra que son escombros otros que es el agua que se eleva con olas de cientos de metros para tapar por completo la ciudad.

Otro lado del billete muestra un objeto con forma de misil nuclear cayendo en el agua y detrás la figura un hongo atómico. Es la interpretación de muchas personas que están analizando este billete en las redes sociales y mostrándolo ya que las imágenes son elocuentes.

Incluso puesto el billete con el doblez correspondiente en una pantalla se puede realizar una animación que visualizada una y otra vez reproduce el movimiento del hongo atómico.
La animación se produce gracias al movimiento de las múltiples capas de marca de agua que estaban ocultas a simple vista.

Estos mensajes denotan una presencia diabólica detrás de la confección de estos billetes que a las claras da a entender la mente maligna de algunos detrás de ataques nucleares y guerras.

Walter no está en una nevera

Walter no está en una nevera

Las leyendas urbanas cortas que han sido originadas en Estados Unidos, casi siempre trascienden sus fronteras pues incluyen en ellas a personajes muy importantes del arte, la música o la cultura. En este caso, dedicaremos unos cuantos párrafos al caso del misterioso funeral de Walt Disney (Fundador de uno de los imperios más importantes del planeta relacionados con los dibujos animados y padre del “Ratón Miguelito”.

La gente que trabajó con él, afirmaba que el 90% del tiempo fumaba cigarrillos. Obviamente, el tabaco fue deteriorando su salud poco a poco con el transcurso del tiempo, hasta crearle un delicado cáncer de pulmón, el cual a la postre lo condujo a la muerte.

Sin embargo, ¿De dónde emergió la historia de que su cuerpo está congelado en un laboratorio secreto, esperando a que los científicos encuentren la manera de reanimarlo, sin que haya perdido ninguna de sus facultades ni motoras, ni físicas?

Según los registros de California, el señor Walter Disney falleció en el invierno de 1966, a los 65 años de edad. Diversas fuentes aseguran que tanto él como algunos miembros de su familia, estaban muy interesados en invertir fuertes sumas de dinero en la investigación de procedimientos criogénicos. Pero eso, no quiere decir que necesariamente, su cuerpo descanse en una nevera esperando volver en algún momento del siglo XXI.

Además, retomando el tema de los documentos forenses, se sabe que sus restos fueron cremados, para posteriormente ser enviados a una cripta ubicada dentro de un cementerio que a la fecha todavía pertenece a su familia.

Lo más probable es que esta leyenda haya tomado un gran auge, debido a que el deceso del Walt se dió coincidentemente en la década de los sesentas, caracterizada por abordar temáticas futuristas y de ciencia ficción.

Muchos de los programas televisivos de mayor audiencia, han hecho eco de esa noticia e inclusive algunos la han parodiado de manera genial (si no me creen, por favor busquen el episodio titulado The Day the Violence Died perteneciente a la séptima temporada de los Simpsons).

No dudes en compartir este artículo. Gracias por tu visita.

Los mitos de los holandeses

Los mitos de los holandeses

Holanda, como muchos otros países, tiene sus propios mitos, algunos aportados de otros sitios y otros que son propios de allí.

Para empezar un mito es un relato fantástico de tradición oral principalmente, aunque también se pueden encontrar por escrito y que su función es conseguir algo mediante ello, como por ejemplo, la obediencia de los niños pequeños.

El Duque de Alba

En la época de los Austria menores, justamente en el reinado de Felipe IV, se mandaron varias tropas a los países bajos para combatirlos, ya que en todos los reinos pertenecientes a España se tenía que dar el catolicismo, ya lli se empezaban revelar, ya que querían practicar el calvinismo.

Una de las tropas que se enviaron fue la dirigida por un duque de la dinastía Alba, y parece ser que causo bastante miedo, ya que ahora se usa para asustar a los niños cuando no quieren dormir por las noches.

El holandés errante

Este también es conocido en algunos países como el holandés volador.

En este mito se cuenta que fue un barco que no pudo volver a tierra y se quedó condenado a vagar por los mares del mundo. Hay personas que dicen que lo han visto, y que es un barco con una imagen fantasmal.

Se dice que todos los barcos que han naufragado fue porque vieron el barco del holandés errante, y una vez que lo ves, nadie puede sobrevivir para contar lo que han visto. En ese barco se dice que se encuentran todas las personas que han muerto en el mar.

La sirena de Holanda

Se dice que en un viejo puerto holandés, llamado Westenschouwen llegaban las mejores mercancías de pescado. Por eso allí eran muy creídos y decían que nadie les podía derrotar en pescadores.

Un día unos pescadores holandeses atraparon en sus redes a una sirena. Ella les decía que lea tenían que soltar y que si eso les recompensará, pero ellos estaban ansiosos de ganar dinero con ella una vez que estuvieran en el puerto. Pero antes de llegar se les apareció el tritón con un bebé en los brazos.

Este les dijo a los pescadores que la tenían que dejar, ya que eran muy felices juntos con su bebé, y una vez que tocara tierra se moriría. Pero los pescadores siguieron caminando sin hacerle caso. Así llegaron a tierra y los pescadores nada más llegar se hicieron famosos gracias a la sirena.

El tritón que los había seguido les dijo a todos los ciudadanos del pueblo. “Esta sirena y yo éramos felices en una casita de conchas con nuestro hijo, ¿vais a dejar que muera en tierra firme?”. Pero los ciudadanos sin escuchar seguían contemplando su belleza, y cuando se cansaron de ella la dejaron abandonada al lado del faro, en tierra firme y finalmente murió.

El tritón lleno de ira lleno el puerto de algas y arena que lentamente fueron subiendo con las mareas a las calles de Westenschouwen y se hizo la vida imposible. Eso sí, las algas y la arena no consiguieron tapar a la sirena y dicen que quien la encuentre tendrá vida eterna.

El Cineclub

El Cineclub

Gran cantidad de personas acostumbran reunirse un día a la semana en clubes de lectura, para discutir una obra literaria en particular. Es más, yo mismo he estado inscrito en uno donde publicábamos mensualmente una gaceta con cuentos de terror reales.

En fin, un amigo muy querido me invitó a un Cineclub que únicamente proyectaba películas de culto que estuvieran relacionadas con el género del miedo. Este tipo de cintas solamente son apreciadas por un reducido grupo de espectadores, ya sea porque pertenecen a un director en particular o bien por el estilo narrativo que manejan.

Debo confesar que acudir a la cita a regañadientes, pues detesto las salas pequeñas de proyección en donde la pantalla es demasiado pequeña. Llegué y por fortuna encontré un lugar ubicado justo en el centro.

Esperamos unos minutos hasta que llegó un tipo que traía entre sus manos lo que parecía ser una videocasetera Betamax, con lo que la cosa no pintaba muy bien en cuestión de imágenes de alta resolución.

La película comenzó y muchas cosas de la trama eran ciertamente previsibles, por ejemplo, la amenaza de unas criaturas que viven en las profundidades del mar, ya se ha utilizado en muchas otras producciones.

Súbitamente, estas bestias salieron a la superficie y empezaron a matar a la gente perforándoles los pulmones. Yo estaba inmerso en la historia, hasta que escuché que la persona que estaba detrás de mí emitió un ruido idéntico al de las víctimas que veíamos en televisión.

Voltee para ver qué sucedía y miré que en su espalda tenía dos agujeros en la zona donde van los pulmones.

- ¿De qué se trata? Creo que este tipo de bromas macabras están demás.

- No se trata de ninguna broma, este club brinda al visitante una experiencia de muerte. Las escenas que son transmitidas en esa videograbadora, se vuelven realidad.

Me levanté de mi asiento y mi amigo y yo huimos. No paramos de correr en un buen rato, hasta que nos aseguramos de que estábamos a salvo.

La mujer de blanco en la carretera

La mujer de blanco en la carreteraUna vez mi padre y yo íbamos de viaje a visitar a unos tíos en una ciudad cercana a la de nosotros.

Para matar el tiempo veníamos contando historias de sobre extraterrestres y fantasmas. A mí me aterraban las historias de miedo, pero me gustaba escucharlas, así que todo el camino iba muerto de miedo.

Durante el viaje nos llegó el anochecer, había algo de neblina por el camino por lo que mi padre empezó a bajar de velocidad e ir un poco más lento. El viaje se me iba a hacer eterno debido al miedo que sentía.

Cuando íbamos a mitad del viaje 100 metros delante de nosotros empecé a ver un resplandor blanco, pensé que era algún anuncio luminoso pero me equivoqué, al acercarnos aun más a ese resplandor mi padre y yo nos dimos cuenta que era una señora.

Una sensación de frio y miedo entró en nosotros al ver que esa silueta blanca era un fantasma, estaba flotando sobre la carretera y nos miraba fijamente a nosotros. Mi padre aceleró el carro lo mas que pudo, logramos pasarla y al ver por el retrovisor vimos que venía flotando detrás de nosotros. Nos persiguió alrededor de un kilómetro que para nosotros fueron como si fuéramos dado la vuelta al mundo.

Durante el trayecto mi padre y yo no cruzamos palabras, queríamos llegar a casa de mis tíos lo antes posibles para poder asimilar lo que nos había sucedido.

Al llegar a casa de mis tíos les platicamos lo sucedido y nos dijeron que es algo que pasa muy seguido a las personas que viajan de noche por esa carretera. Nos comentaron que esa mujer de blanco es una persona que perdió la vida en un accidente y que pasa las noches tratando de recuperar su alma.

El sacerdote cinéfilo

El sacerdote cinéfilo

Mi primo Carlos quien vivió cuatro años en la capital española, mientras estaba estudiando su maestría en administración de empresas, escuchó bastantes leyendas de Madrid cortas. Algunas eran de carácter urbano, otras versaban sobre terror etcétera.

No obstante, la que causó mayor impacto en él fue la del sacerdote que murió fuera de una sala de cine. Cabe mencionar que a mi pariente le apasiona todo lo relacionado con el séptimo arte. De hecho, a través de correo electrónico, demandaba fotografías de las entradas que iba coleccionando los martes y los jueves, que eran los días en que por lo menos veía una cinta.

Regresemos ahora al tema central de la historia, es decir, ¿cómo surge la leyenda del sacerdote? Se comenta que un joven cura, salía de su Iglesia al oficiar la última misa y se iba caminando a un cine que se hallaba dos cuadras más adelante.

En la actualidad, ese recinto ya no existe, dado que el terreno fue adquirido por una compañía constructora y posteriormente dicho espacio fue transformado en un edificio de departamentos.

De acuerdo con los registros de la policía madrileña, se sabe que a finales de la década de los 80, un párroco fue asaltado por unos pandilleros en ese lugar. Lo malo fue que al percatarse los malandrines de que el cura no llevaba ni una sola peseta encima, decidieron acribillarlo a balazos.

La escena del crimen era de lo más funesta. Había sangre regada por todo el lugar. Una persona se acercó al cadáver y lo cubrió con una sábana blanca.

Luego el cuerpo fue llevado a la morgue, más cuando procedían a realizarle la autopsia de rutina, notaron que la sotana estaba intacta. Es decir, los agujeros de bala habían desaparecido.

Este hecho sobrenatural les fue informado a los superiores del sacerdote, quienes prefirieron no continuar con la investigación. Hoy en día las personas continúan con la creencia de que dicha prenda, reposa en los cimientos de aquel complejo de apartamentos a modo de homenaje.

La isla de las muñecas

La isla de las muñecasEn una pequeña isla que se encuentra en  Xochimilco México, cuenta la leyenda que Don Julián, una persona mayor que vivía en una chinampa a la orilla de un arroyo empezó a tener la visita no deseada de una niña que había muerto ahogada en ese mismo arroyo.

Don Julián empezó a recolectar muñecas y colgarlas alrededor de su chinampa ofreciéndoselas como ofrenda de paz y evitar que lo siguiera molestando. Los vecinos afirmaban que por las noches veían a la niña jugar con las muñecas.

A lo largo de los años, este lugar se hizo turístico debido a los cientos de muñecas que había alrededor del hogar de Don Julián. Muchas personas empezaron a regalar sus muñecas que ya no usaban, así que la colección de esta persona fue creciendo aún más.

Muchas personas que visitaban el lugar de noche afirman que al pasear alrededor de esas muñecas sentían presencias, que las muñecas los miraban y es que con el paso del tiempo las muñecas se deterioraron y éstas tomaron un aspecto que a simple vista dan miedo.

Un dato importante es que solo a una muñeca le puso nombre. “La Moneca” y se dice que la encontró tirada en un canal. Esta muñeca era su favorita, ya que él contaba que era milagrosa, que concedía deseos y le ayudaba a correr las malas vibras.

Hoy en día Don Julián ya falleció, pero su hogar y muñecas siguen siendo visitados por miles de personas al año, las muñecas siguen permaneciendo en su lugar.

Las personas que viven cerca de la isla de las muñecas, afirman haber visto el fantasma de Don Julián cuidando a sus muñecas, pues dicen que a lo largo de los años, lo que empezó como una ofrenda de paz se convirtió en su pasatiempo y adoración.

La carpa

La carpa

Las carpas eran teatros ambulantes en donde se presentaban artistas especializados en distintas artes. Había quienes se dedicaban puramente a la comedia, mientras otros a la danza o al canto.

Cierto día Cipriano se encontró frente a uno de estos lugares y la luna que colgaba entre los postes de la entrada central llamó su atención: “SE VENDE NEGOCIO CON TODO Y COMPAÑÍA ARTÍSTICA”.

De inmediato le pasó por la mente la idea de adquirirla, pues siempre le había gustado el ambiente de la farándula. Su mujer, que intuía lo que él se traía entre manos le comentó:

- Ni se te ocurra hacer una oferta por esto. Mira la luna, los decorados y hasta la gente que trabaja aquí. Se ve que ya vivieron épocas mejores y lo que queda son únicamente retazos.

- Eso lo dices solamente porque a ti no te atraen las candilejas, pero deja que yo me encargo de esto y nuestros bolsillos se van a hinchar de dinero. Replicó Cipriano.

- Piénselo bien, porque esta gente parece salida de varios cuentos de terror cortos, pero te daré el beneficio de la duda, ya que tu anterior inversión fue satisfactoria.

Cipriano buscó al dueño de la carpa y prontamente llegó a un acuerdo monetario.

El lunes siguiente, ya como patrón del negocio se percató de que ya eran las cuatro de la tarde y los artistas no habían salido de sus campers.

Golpeó la puerta del más grande de ellos y una mano que se salió a través de los gruesos cortinajes oscuros abrió la puerta.

- Ya casi es hora de la primera función y ninguno de ustedes se ha alistado. Dijo Cipriano al aire, pues no podía verle la cara a su interlocutor debido a la falta de luz.

- En una hora estaremos listos. Ahora salga de aquí y no nos moleste.

- Tú no puedes hablarme así, sal de ahí para que arreglemos nuestras diferencias de una buena vez, si no quieres que te corra.

- Estoy indispuesto. Lo siento.

Entonces Cipriano encendió la luz del camper y vio que estaba lleno de monstruos de todos tamaños, formas y colores. Su corazón no resistió tal impacto y cayó muerto al instante.

La mujer que no quería a sus hijos

La mujer que no quería a sus hijosDominique Cottrez es la mujer a la que todas desprecian luego de los infanticidios que cometió durante su vida, su historia es capaz de levantar a cualquier mujer de su silla, indignada y preguntándose que puede llevar a una persona a quitarles la vida a sus propios hijos, esta es su historia.

El 24 de julio del 2010 julio comenzaron a hacerse algunos arreglos de jardinería en un pequeña villa situada en la localidad francesa de Villers-au-Tertre, la pareja que acaba de comprar el chalé comenzó las labores de siembra y tras varios intentos por cavar un hoyo destaparon 2 bolsas que contenían los restos de varios bebés.

De inmediato llamaron a la policía y esta a su vez comenzó con las investigaciones pertinentes. El seguimiento de las pistas indicaba buscar a los que fueran los propietarios anteriores del inmueble quienes resultaron ser una pareja de ancianos ya fallecidos pero la heredera, Dominique Cottrez, aún estaba con vida.

La mujer solo vivía a escasos kilómetros de la casa y cuando la policía acudió en su encuentro confesó que los restos humanos encontrados en el jardín de la casa de sus padres pertenecían a 2 de sus hijos pero aquí no paraba la cuenta, Dominique en un acto de liberación indicó las tumbas de otros 6 de sus hijos que estaban enterrados en los terrenos entre el garaje y el prado.

Los investigadores rápidamente pusieron manos en la búsqueda y destaparon los cuerpos de los infantes. En posteriores entrevistas, Cottrez, de 47 años, agregó que podrían existir otros 4 más porque con el tiempo perdió la cuenta.

Tal desfachatez llamó la atención de los medios que movidos por uno de los casos de infanticidio más brutales de Francia comenzaron a publicar la historia de esta mujer.

Según sus propias palabras, solamente sus dos primeras hijas se salvaron, ambas cuentan actualmente con edades de más de 20 años y ya le han brindado nietos a esta asesina en serie, el resto de sus hijos, los nacidos entre los años 1989 – 2006 sufrieron la suerte mencionada ya que Dominique tuvo sus 2 primeros partos de forma traumática, tanto que terminaron afectándola psicológicamente.

Ante la pregunta lógica de porque no acudió a un doctor para evitar el embarazo confesó que no creía en ellos pues no le ayudaron con el dolor en sus 2 primeros partos.

Hoy, Dominique Cottrez ha sido acusada por el cargo de homicidio voluntario a 8 menores de 15 años y enfrenta la pena de cadena perpetua. Su marido, Pierre-Marie Cottrez, fue acusado inicialmente como cómplice de los asesinatos pero luego de la investigación fue puesto en libertad pues se cree que Dominique puede haber estado ocultando sus estados de gestación tras su prominente obesidad, además, la enfermera asegura que el desconocía todos sus diabólicos actos.

Villers-au-Tertre es una pequeña villa con solo 620 habitantes por lo que esta noticia trajo un enorme impacto en la comunidad, su alcalde asegura que nunca tuvo quejas de la pareja, parecían llevar una vida normal pero los hechos demuestran lo equivocados que vivían todos.

Leyendas urbanas de alimentos

Leyendas urbanas de alimentos

Las leyendas urbanas mexicanas que versan sobre temas culinarios, acompañan esencialmente alimentos que son de uso común.

Por ejemplo, antiguamente se tenía la creencia de que no era bueno consumir demasiado jugo de limón a la hora de comer, ya que este cítrico se encargaba de adelgazar la sangre. Si bien es verdad que el jugo de limón ayuda de cierta manera a deshacerse de los lípidos incrustados en varias zonas de nuestro cuerpo, para nada pone en riesgo nuestra salud.

Otro caso que me gustaría tocar es el quitarle ambos extremos a la banana. Un tío paterno tiene esa manía. En reiteradas ocasiones le he preguntado cuál es la razón de hacer eso, a lo que solamente se limita a responder “es malo para la salud”.

Debo confesar que llevo más de 25 años comiendo plátanos enteros, es decir, sin arrancarles ni un ápice de su deliciosa carne y durante ese tiempo nunca he sufrido de enfermedades estomacales ligadas a ello.

Sin embargo, debido a que nadie en la familia me supo dar una razón satisfactoria, decidí investigar por mi cuenta y esto fue lo que encontré:

Éste es un mito que tuvo su origen en algunos países de Europa (particularmente los que componen a la península ibérica y en menor medida localidades como Francia y Alemania).

Los lugareños de aquellos territorios afirmaban que en la punta de la banana, se almacenaba la mayor parte de residuos químicos y pesticidas que se usaban para que las plantas pudieran crecer a una velocidad más rápida que la normal.

No obstante, los controles de producción y transportación de alimentos perecederos que se tienen en los países industrializados, imposibilitan la existencia de alguna partícula dañina para la salud. Por lo que podemos afirmar que esta idea debe ser descartada inmediatamente.

Además, conviene decir que si esa leyenda fuera verdad, significaría que la totalidad de los plátanos que se consumían antes y aún ahora estarían totalmente contaminados de bacterias, ya que éstos habrían entrado por ambos lados del fruto, infectándolo por completo y no solamente a una minúscula porción.

Desde luego, lo que debes hacer para no enfermarte es lavarte las manos antes de comer y cuidar que todo lo que entra tu sistema digestivo esté en buen estado.